Notas de buceada


19 May
19May


¿Está aburrido que le repitan que a la buceada hay que llevar las notas del plan a seguir? Lo comprendo, se que muy pocas veces se nos ocurre mirarlas mientras estamos buceando; en la mayoría de las buceadas ni les prestamos atención. Cuando principiantes estamos muy sobrecargados sensorial y emocionalmente como para andar fijándonos a cada rato en el plan de la buceada, que además a esas alturas es bastante simple. En esos casos lo que generalmente se hace es seguir el rebaño, que esperamos lleve a la cabeza un divemaster o un instructor responsable y en control de la misma. No digo que así deba ser, simplemente estoy diciendo como es. Luego, cuando ya somos buzos mas avanzados llega un momento en el cual descubrimos que estamos en control de la buceada sin mayores esfuerzos.

¿Entonces porqué tanto insistir con eso de apuntar el plan de la buceada? Si aún no le tocó encontrarse con la respuesta en carne propia, se la digo sin anestesia: para cuando algo inesperado sucede y todo ese control que tenemos desaparezca en un instante. Ante la ocurrencia de un evento adverso, lo primero que tenemos que hacer es evitar perder el control de la buceada. Cuanto menos cosas tengamos en la mente como único lugar de referencia, mas confidentes nos sentiremos ante un problema repentino.

Si el plan de la buceada es complejo (que por cierto no debería serlo) apúntelo, pero si no, como mínimo, apunte aquellos parámetros que a su criterio definan la buceada, como ser tiempos, profundidades, referencias de navegación y todo aquello que parezca importante. Este proceder se discute y recomienda en varios de los cursos que ofrecen varias de las principales agencias certificadoras, no es invento mío. Una tabla con esa información es bastante pequeña, rápida de confeccionar, y fácil de interpretar en la columna de agua, aún con algunas copas de nitrógeno de más.

Pero cuidado, y aquí viene la pedrada, no me estoy refiriendo a apuntar las paradas de descompresión. Si las quiere llevar apuntadas en las primeras buceadas de descompresión que realice lo comprendo; demuestra que ha prestado atención a su instructor. Luego de ello debería convencerse que el mejor respaldo a una computadora de buceo que falla no es una lista con profundidades y tiempos, sino una segunda computadora de buceo [1]. Sin excepciones.

La tabla con las paradas de descompresión será muy valiosa en esa casi improbable [2] situación en la cual todas las computadoras [3] dejen de funcionar. Pero hay que considerar que acostumbrarse a apuntar las paradas de descompresión en las notas de buceada puede ser contraproducente. Sobre todo si nuestro instructor insistió de forma vehemente en ello, como sugiriendo implícitamente que esas notas son la mejor referencia, la más útil, la más teóricamente correcta. Nada más lejos de la realidad.

Además ¿qué mensaje le estamos transmitiendo a los buzos novatos? ¿Que sin computadora se está bien? Ese mal proceder puede derivar en la idea de que si la computadora marca determinada parada que no teníamos apuntada es “porque no debe ser tan obligatoria como parece”. Semejante razonamiento es un grave error estratégico [4][5].

Claro que todo esto tiene una aplicabilidad muy relativa para el buzo eventual que esta de vacaciones en un destino tropical. Allí es común que el único plan de buceada sea sugerido por el guía antes de entrar al agua y rece algo así como “cuando la aguja marque tal o cual presión en el tanque comiencen el regreso o el ascenso”. En estos casos poco hay para apuntar en las notas de buceada, excepto tal vez alguna dirección de ida o de retorno.

En otras palabras, notas básicas, simples, directas y claras pueden ser una línea mas de defensa contra la ocurrencia de imprevistos durante la buceada [6]. Un evento inesperado que se resuelve sin escalar en emergencia es simplemente eso, un evento inesperado. La pregunta no es si sucederá, sino si cuando suceda estaremos preparados para que no pase a mayores.


___________________
[1] Llevar dos computadoras reduce enormemente la posibilidad de una falla catastrófica. ¿Es caro? No lo creo, si tiene un teléfono inteligente que cuesta varios cientos de dólares no tiene excusa para no gastar lo mismo o un poco más en el equipamiento de supervivencia que lo mantendrá con vida en un entorno adverso, al que se mete por decisión propia y como pasatiempo.
[2] Pero debo admitir que no imposible.
[3] Las nuestras y las de nuestros acompañantes, si no estamos buceando Solo.
[4] Reconozco que éste es un tema controversial, pero no debería serlo. No tendría que haber controversia en lo referente a la exactitud de datos planeados con anterioridad, sentados en un banco antes de subir al barco que nos lleva al lugar de buceo, y los que obtenemos en tiempo real de la computadora que nos ha acompañado en la buceada y que ha subido y bajado con nosotros. Tengo muy claro que muchos discreparán con mi posición en éste asunto, pero bueno, la controversia a veces es la semilla del cambio.
[5] Me imagino que si usted es uno de esos buzos, al leer mis palabras habrá puesto cara de “… oooo, no, éste es uno de esos …”. Me lo imagino, porque yo hago lo mismo cuando alguien comenta lo contrario. No espero convencerlo, y para que vea mi buena voluntad al respecto me ofrezco a empujarle la silla de ruedas cuando el nitrógeno en el sistema nervioso central le pase factura (si, yo también tengo mis problemas de convivencia).
[6] Recuerde que estamos hablando de buceadas avanzadas. Nada de ésto tiene sentido para bucear en un arrecife tropical, a menos que quieran anotar señales de navegación.