El snorkel


30 Dec
30Dec


En la mayoría de las clases de aguas abiertas es obligatorio llevar snorkel. Reconozco que para los buzos principiantes, durante su entrenamiento de aguas abiertas y en sus primeras buceadas puede ser de cierta ayuda. Obsérvese el condicional “puede ser”. Tenerlo puede aliviar el estrés en nadadas prolongadas o en condiciones que requieran cierto trabajo de lucha contra la corriente, ya sea nadando o empujándonos en la cuerda de popa para llegar a la línea de descenso. También mientras se espera que nos recoja el barco en el océano, sobre todo si el mar está picado.

Pero una vez que ya hemos dejado atrás los primeros pasos y nos desenvolvemos con soltura en la superficie, ¿realmente lo necesitamos? ¿No somos capaces de nadar sin él? ¿Tanto nos molestan las olas? Si el mar está tan picado tal vez no deberíamos estar buceando en primer lugar. ¿Por qué no esperar por el barco con el regulador en la boca, respirando por fuera de él? Si una ola nos tapa basta con cerrar la boca y ya tenemos el regulador en su lugar. Empujarse hasta la línea de descenso no debería demandar demasiado esfuerzo, y si lo hace podemos abrir un poco la boca y respirar por fuera del regulador para conservar aire.

¿Y qué me dice de esos enormes snorkel con válvula de evacuación, una tapa para la parte superior que se cierra al sumergirse, y quién sabe cuantos extras más? Ya llegará alguno que incluirá un miniparaguas para taparnos del sol o una lucesita estroboscópica para buceos nocturnos.

El motivo por el cual muchos no lo usamos es porque realmente nos resulta una molestia, sobre todo en buceos de naufragios. No es que tengamos nada contra quienes los fabrican, que dicho sea de paso parece que tienen una excelente estrategia de márketing. La alternativa del snorkel plegable es real. Se lo lleva guardado en un bolsillo, esperando ese día que tal vez nunca llegue, en el cual lo necesitemos.

No estoy diciendo que no lo use. Realmente no me gusta que me digan lo que tengo que hacer y por ello no me gusta decirle a nadie que tiene que hacer esto o aquello, o que no tiene que hacerlo. El uso del snorkel es, en última instancia, un asunto de preferencias. Pero realmente cansa la insistencia de algunos a este respecto.

___________________