Contradifusión Isobárica (CDI) en el buceo de naufragios


11 Jun
11Jun



¿Por qué en el buceo de naufragios? Porque es lo que yo hago. Sin duda habrá otras consideraciones para otros entornos, ya que otras profundidades, buceadas más prolongadas y diferentes procedimientos requerirán otras estrategias.

Antes que nada debo sincerarme y admitir que al escribir estas líneas he introducido algunos cambios sobre la marcha, con respecto a como yo mismo procedo en estos casos. Ésto se debe a un muy breve intercambio que he mantenido con un amigo al que respeto mucho como buceador y que seguramente algunos de ustedes conocen [1] o al menos habrán oído o leído alguna anécdota suya. Lo llamaré solamente JC [2] por un asunto de privacidad [3], a pesar de que él no me la solicitó cuando le comenté sobre este escrito.

Un punto a destacar es que muchas veces, en muchos artículos al respecto de la CDI en buceadas técnicas se menciona explícita o implícitamente que el porcentaje de N2 en la mezcla de fondo es muy bajo, e incluso inexistente en el caso de utilizar Heliox. Pero éste no es generalmente el caso del buceo recreativo en circuito abierto que la mayoría de los buceadores de naufragios realizamos, al menos en la costa Este de los EEUU. Aunque utilicemos una mezcla alta en He, como por ejemplo Trimix 10/55, aún tenemos un 35% de N2 en ella. Si por ejemplo utilizamos una mezcla para poca profundidad, como podría ser Trimix 20/35, el porcentaje de N2 en ella es del 37%. Es cierto, aún podríamos llegar a tener problemas con la CDI, pero en nuestro caso el panorama no es tan absoluto como por allí tan a menudo se lee.

Yo mismo he estado usando mezclas un poco cargadas de más de He, justamente por éste motivo de la CDI. “No te pases de la raya”, me han advertido indirectamente [4]. Y me recordaron que “la descompresión es más rápida y eficiente cuanto antes salgamos del He”; no es que lo hubiera olvidado, pero soy consciente de que he ido flexibilizando la idea poco a poco. Compré crisis, en el sentido que Michael Porter [5] le da al término, sin querer, sin darme cuenta. Es hora de cambiar la estrategia y regresar a las bases.

¿Cuál es la solución? ¿Cuál es el mejor camino a seguir? Como siempre, cada uno debe elegir su propia estrategia y buscar sus propias soluciones. Pero tal vez sería buena idea dejar que en cuestiones de difusión de gases inertes el algoritmo decida [6] [7]. Después de todo eso es lo que persiguen los algoritmos en los modelos de gas disuelto: modelar la difusión, de forma tal que los resultados del modelo se ajusten a los obtenidos empíricamente; como todo modelo en todo ámbito. Deje que su programa de plan de buceadas, ya sea MultiDeco, Ultimate Planner, o cualquier otro software que use con este propósito, le indique posibles problemas de CDI y agregue un poco de He a la primera mezcla de deco hasta que el aviso desaparezca.

Es cierto que algunos buzos son algo reacios a confiar lo que ellos consideran “ciegamente” en programas de planificación e inclusive en computadoras de buceo. Prefieren hacer las cuentas a mano, con papel y lápiz; confiando, eso si, ciegamente en tablas de descompresión que no por casualidad utilizan algoritmos bastante similares a los que ejecutan los mencionados programas y computadoras. Dudan de un artilugio electrónico pero confían en el mismo artilugio impreso en un papel o en plástico. Peor aún, no le dan importancia al hecho de que con lápiz y papel son más proclives a cometer errores. Sin lugar a la menor duda, con lápiz y papel no van a probar con tantos diferentes juegos de valores, para atrás y para adelante, aumentando el He, reduciendo el O2 y viceversa, en el gas de fondo, en los gases de deco, una y otra vez antes de llegar a la combinación que “ahora” pueda parecer perfecta; tal y como lo harían con un programa de planificación.

¿Quiere curarse en salud y seguir aceptando de buena fe que la regla de un quinto es válida? Bueno, obtenga la mezcla con menor cantidad de He para su primer gas de deco que levante cualquier tipo de aviso por parte de su programa de descompresión y revise cómo le va con respecto a la regla de un quinto, ahora si con lápiz y papel. Haga los ajustes que crea convenientes y corra los nuevos números, si los hubiere, nuevamente con el programa de planificación, a ver si todo sigue en orden. Si bien ésto no sigue en su totalidad la premisa de dejar que el algoritmo decida, al menos es un compromiso pragmático para aquellos buzos que prefieran pisar un poco el freno. Esperemos que solamente sea parte del proceso. Puede no ser lo ideal, pero al menos es mucho mejor que seguir respirando el gas de fondo hasta los 21 metros o 70 pies, tal y como algunos proponen y otros acatan.



__________
[1] Por ende, lo que afirmo en este escrito lo hago a modo de hipótesis, la cual comenzaré a probar en mi próximas buceadas.

[2] Lo que menos necesitan las personas que por su trayectoria son conocidas y reconocidas por cualquier grupo de interés, en este caso buceadores en general y de naufragios en particular, es que se las cite por aquí y por allí para dar respaldo a lo que otros queremos decir. Al mismo tiempo nunca es mi intención poner como míos los aportes las ideas de otros, por eso la mención.

[3] Existe; no es imaginario, el doctor me dijo que ya estoy curado de eso.

[4] No soy inmune a caer en la telaraña de comenzar a aceptar inconscientemente esas verdades a medias que repetidas 1000 veces nos comienzan a parecer ciertas. Afortunadamente muchas veces hay gente que nos recuerda algunos puntos importantes, para no ir perdiendo el rumbo.

[5] Michael Porter es profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard y reconocida autoridad en el campo de la Estrategia Competitiva. La idea básica detrás de la frase de no comprar crisis es que si, como cabeza de un negocio, “compra” en en su mente la idea de crisis, obrará en consecuencia y la hará su realidad; podrá salir de ella, o no, pero eso cae fuera del punto que se trata de hacer notar.

[6] Es un poco el estilo de Glenn H Taylor, de la NOAA Undersea Research Center de la Universidad de Carolina del Norte, en su art[iculo sobre CDI: https://pdfs.semanticscholar.org/2cb0/a9f3ba16aa77d6c52934efd697617cefd825.pdf

[7] Pero muchos buceadores técnicos, entre los cuales me incluyo, hacen uso de las herramientas que tienen a su alcance, incluyendo programas de planificación y computadoras de buceo. Estas modernas herramientas son parte integral de la estrategia de planificación y ejecución de buceadas.




30May