Otro más sobre tablas de descompresión


19 May
19May



Por favor, no insistamos en el uso exclusivo de las tablas de descompresión a la hora de planear buceadas que no sean parte de una clase específica, o de algún proceso de aprendizaje. Instruyamos al alumno, en forma explícita, a limitar su uso dentro del ámbito académico o a pruebas en seco, sin intención real de saltar al agua a ponerlas a prueba sin proceder previamente a una planificación más profunda, con las herramientas adecuadas. Es muy útil enseñarlas para que el alumno sepa usarlas, pero con el único objetivo superior de hacer de ellos buzos mas calificados. Un buzo que no sepa usar las tablas para planear una buceada, no es un buzo avanzado [1].

Pero planear buceadas “reales” usando tablas cae dentro de lo que personalmente considero como hacer las cosas mal. Creo que ninguna de mis buceadas, al menos las que han valido la pena recordar, ha seguido jamás un perfil rectangular, tal y como el uso de tablas espera. De haberlas planeado como tales habría acabado con una buceada ineficiente en el mejor de los casos. Es por la insistencia de planear las buceadas usando tablas y perfiles rectangulares, que tantos buceadores planifican mal o no planifican a fondo sus buceadas.

Por creer que estamos exigiendo maestría teórica, muchas veces sin enseñarla adecuadamente, estamos forzando a nuevos buceadores a saltarse el proceso por completo o a tomar atajos. En el buceo recreativo la casi totalidad de las buceadas siguen perfiles multinivel cuando son ejecutadas, aunque se hayan planeado como rectangulares. Si, ya se que fácilmente se pueden planear buceadas multinivel repetitivas y con descompresión usando tablas, lápiz y papel, pero … ¿es eso realmente práctico y seguro? Y si usted puede o gusta de hacerlo, ¿sus compañeros también pueden o quieren? A menos que esté buceando solo no es ni conveniente ni justo para ellos que se conformen con tener fe en que usted lo haga bien.

Podría afirmarse que planear buceadas usando un perfil rectangular, utilizando la profundidad máxima a la que se pretende ir como la profundidad de toda la buceada agrega un poco de margen de seguridad extra. Personalmente discrepo con dicha postura por cuestiones prácticas. Es el mismo criterio por el que algunas personas adelantan el despertador para obligarse a saltar de la cama si no quieren llegar tarde. En lugar de mentirme a la hora de planificar, prefiero ser lo más exacto posible, bucear obteniendo de mi computadora los datos necesarios en tiempo real y actuar en consecuencia. No es muy difícil imaginarse un escenario en el cual un buceador sin mucha experiencia pueda llegar a tomar la decisión equivocada durante la ejecución de la buceada por culpa de no tener a su disposición la información adecuada en ese momento del perfil que realmente se está buceado.

¿Va a planear la buceada? Hágalo en una computadora de escritorio o portátil, o la tableta, o el teléfono. Ajuste los parámetros, sea realista con ellos, obtenga un plan que sea funcional, un esbozo de lo que realmente hará en esa buceada en particular. Utilice el mismo algoritmo y los mismos niveles de conservadurismo que utilizará en su computadora de buceo. Recuerde, un plan que por excesivamente conservador se preste a ser cambiado sobre la marcha, sin haber previsto tales cambios, no es un buen plan. Planee los cambios, las alternativas, prevea lo mejor posible los diferentes caminos que puedan presentarse. Quedarse 5 minutos más si el gas se lo permite puede ser parte del plan, pero si el plan no lo contempla no lo haga ésta vez y propóngase mejorar su proceso de planificación. Después que tenga el plan introduzca los parámetros que sean necesarios en su computadora de buceo y bucee su plan siguiendo las indicaciones que ella le indique.

Algunas computadoras tienen opciones para mostrar en la pantalla no solamente el tiempo para emerger desde donde se encuentra actualmente, sino además variantes del mismo si decide quedarse a esa profundidad por algunos minutos mas. Esas libertades deben estar consideradas en el plan de la buceada, y si lo están está perfecto que sobre la marcha decida qué quiere hacer.

Las modernas computadoras de buceo le permiten además cambiar el nivel de conservadurismo “sobre la marcha”, así como también definir y activar nuevas mezclas de gases a voluntad durante el ascenso. Esto es sumamente práctico si sufre un percance, pierde sus cilindros de descompresión y debe recurrir a mezclas diferentes que otro buceador le ofrezca. No puede hacer eso de manera igualmente segura y sencilla con tablas, a 50 metros de profundidad y en condiciones adversas. Porque ese el punto central de toda esta discusión, si todo va bien, buceando en un cálido arrecife a 15 metros / 50 pies, con gran visibilidad y en un entorno apacible, sin duda podrá bucear con un reloj, un profundímetro y el recuerdo aproximado que en su mente exista sobre lo que las tablas de buceo indiquen. Pero ese no es el escenario que tenemos que tener en mente a la hora de planear las buceadas, sino todo lo contrario.

Hoy día bucear dentro del límite de no descompresión sin una computadora de buceo es un riesgo innecesario. Pero ejecutar buceadas de descompresión sin una computadora de buceo adecuada es poco menos que una locura. Un buceador avanzado necesita una computadora de buceo, sin excepciones. O mejor aún: dos computadoras [2].

_____________________________
[1] Revise la sección titulada “DESCARGOS” en este blog, para refrescar la memoria sobre los peligros del buceo en general y la necesidad de aprender, ganar experiencia y no creer todo lo que se diga por aquí y por allí. No me haga caso, piense y saque sus propias conclusiones.
[2] Como nos gusta decir a los buzos: Tres es dos, dos es uno y uno es ninguno.